Noviembre: ¡Tú también puedes ser Santo!

Contacto y Ubicación

Enlaces de Interés

.

¿Qué es el Sínodo de 2023, por qué es novedoso y cómo se va a desarrollar?


El sínodo de los obispos es una institución eclesial antigua, que fue revitalizada por el Concilio Vaticano II. A diferencia de los concilios, que tienen capacidad para definir dogmas y legislar (siempre la sanción del papa), los sínodos son solo consultivos y tienen por misión primaria asesorar al Papa en el tema propuesto.

Las Asambleas o Sínodos de los Obispos pueden ser ordinarias y extraordinarias, se llevan a cabo de manera periódica y duran de 3 a 4 semanas.

Para la próxima Asamblea, a celebrarse en octubre de 2023, se celebrará la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, titulada “Por una Iglesia Sinodal: comunión, participación y misión”.

La intención del papa Francisco es que la Iglesia entera participe en la búsqueda de métodos en pos de la sinodalidad, es decir, para conseguir que de manera real y efectiva todos los bautizados, Papa, obispos, sacerdotes, consagrados y laicos caminen juntos en comunión y fraternidad.

Para garantizar que todos los creyentes puedan tomar parte de esta reflexión, el Papa Francisco ha diseñado un itinerario sinodal que supone una modalidad inédita para preparar el camino hacia el Sínodo de 2023, tanto por sus fases como por la implicación que pide a todos los bautizados.

El objetivo de esta modalidad es fomentar la escucha real y garantizar que todos los creyentes puedan participar de alguna manera en el proceso sinodal.

Desde octubre de 2021, se está aplicando una metodología que garantiza que esa consulta sea real y efectiva y para ello, este camino sinodal se articulará en tres fases:

  1. Fase diocesana: octubre 2021-agosto 2022
  2. Fase continental: septiembre 2022-marzo 2023
  3. Fase de la Iglesia universal: octubre 2023

Puede consultar el siguiente enlace para más información sobre el Sínodo 2021-2023 y para mantenerse al día sobre el desarrollo de las acciones preparatorias: https://www.synod.va/es.html


 


Conclusiones del proceso de escucha de la Diócesis de Carabayllo para el Sínodo de la Sinodalidad 2023

La Diócesis de Carabayllo presentó las conclusiones que se obtuvieron del proceso de escucha realizado en esta porción del Pueblo de Dios respondiendo al llamado que hizo el Papa Francisco para que toda la Iglesia reflexione sobre la sinodalidad, un tema que él considera que es decisivo para la vida y la misión de la Iglesia.

Este llamado se enmarca en la nueva modalidad de trabajo que convocó Su Santidad para la XVI Asamblea General Ordinaria de Obispos, a realizarse en 2023, donde se tratará el tema “Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión”.

El Sínodo de 2023 no solo es la Asamblea de octubre de 2023, ese evento donde participan el Papa y los obispos, sino que es todo un proceso que involucra, además, al conjunto a todos los integrantes de la Iglesia Católica en el mundo.

Así que, desde el 28 octubre de 2021, se han estado celebrando las primeras dos fases de preparación donde han participado millones de personas.

Tras la Apertura Diocesana del Sínodo sobre la Sinodalidad, en la Diócesis de Carabayllo se realizaron una serie de actividades para escuchar al Pueblo de Dios acerca de los signos que se ven del “caminar juntos” y lo que el Espíritu Santo sugiere para mejorar “caminar juntos”.

Se llevaron a cabo encuentros con el clero diocesano, integrantes de la vida consagrada, jóvenes, parroquias, colegios, movimientos de la vida cristiana y laicos entre los meses de diciembre de 2021 y febrero de 2022.

Luego de recoger los datos de los trabajos de escucha realizados en las diferentes realidades eclesiales, el Equipo diocesano ad hoc realizó el discernimiento diocesano y lo plasmó en un documento que luego se enviaría a la Santa Sede.

Este discernimiento desarrolla diez temas:

  1. Los compañeros de viaje, que reflexiona sobre quiénes forman parte de nuestra Iglesia.
  2. Escuchar, que es una reflexión de las carencias y razones porqué la Iglesia diocesana da un servicio débil al respecto.
  • Tomar la palabra, que ahonda en los desafíos de la comunicación para anunciar el Evangelio.
  1. Celebrar, que recoge las distintas manifestaciones parroquiales y comunitarias para reunirse y participar
  2. Corresponsabilidad en la Misión, que reflexiona sobre la ayuda mutua y sus desafíos.
  3. Dialogar en la Iglesia y en la Sociedad, que describe si se abordan o no temas de la realidad nacional.
  • Con las otras confesiones cristianas, que describe si hay relación con los movimientos religiosos nuevos o distintos.
  • Autoridad y participación, que explica la participación consciente y activa en la organización comunitaria para fomentar la fe y difundir el Evangelio.
  1. Discernir y decidir, que identifica cómo se pueden mejorar estos procesos espirituales.
  2. Formarse en la Sinodalidad, que aporta ideas de cómo fortalecer una Iglesia que camina unida.

En base a todo el proceso de escucha, la Comisión Diocesana ad hoc propuso incorporar a la agenda pastoral nacional de la Iglesia del Tercer Milenio las siguientes metas/sueños:

  1. Que todas las parroquias tengan Consejos pastorales y económicos.
  2. Promover más el trabajo en conjunto de sacerdotes, laicos, religiosas y movimientos eclesiales de vida cristiana, más que creando grupos parroquiales afín a un sacerdote.
  3. Promover la pastoral indígena (quechua hablantes), afrodescendiente, religiosidad popular; asimismo, institución urgente de ministerios laicales en las parroquias y diócesis.
  4. Promover espacios de escucha en las parroquias; asimismo, el voluntariado de jóvenes y adultos con formación humana y cristiana.
  5. Promover más el diálogo con los que no forman parte de la Iglesia, en distintos espacios como ambientes académicos, políticos y sociales).

Puede descargar el documento “Proceso de Escucha en la Diócesis de Carabayllo”.

Lema del año: Iglesia: Pueblo de Dios en camino.
separador-diocesis-carabayllo.png

Obispo: Neri Menor Vargas, OFM.
Jr. Mercurio 7598 Urb. Sol de Oro. Lima 39 - Perú
Telf: (51-1)208-6900 / (51-1)208-69-01

SOLIDARIDAD DIOCESANA